miércoles, 26 de enero de 2011

bombos y platillos



















Esta entrada es para agradecer a los que han tenido algo que decir de la versión impresa de los Bastonazos.

Acá pueden leer las reseñas:
-La de Andrés
-la de otro Andrés,
-la que salió en Radar,
-y la que salió ahora en Los Inrockuptibles

Les dejo también el prólogo que hizo mi amigo Diegogue:


Ambos están sentados en un café, él junta fuerzas para preguntarle algo, mientras ella habla de temas anodinos. Luego de dudar por un momento él le preguntaba a ella si aun lo ama, y ella calla con una sonrisa culpable, entonces él intentará conocer a otras mujeres, buscará olvidar, y lo que vendrá a partir de ahí será un viaje, una historia de encuentros y desencuentros en la que nuestro protagonista sin nombre emprende una tortuosa educación sentimental, fragmentada en brevísimos episodios de pocas viñetas, en los que seguiremos a un personaje anónimo, del que no sabemos mayor cosa, pero con el que podremos congeniar rápidamente, mientras añora, ama, anhela, se enamora y se desenamora, es un caballero, es un patán, es dulce, es tierno y es cruel.
Bastonazos de ciego de Andrezzinho, una tira en internet, un web comic que empezó como una prueba, un experimento, fue adquiriendo regularidad, y una descomplicada continuidad, en la medida en que lectores de varios países fueron leyendo los episodios que se publicaban en un blog, a la manera de folletín electrónico. En el blog podían leerse por separado, pero ahora, leídos de corrido forman una historia con la que es imposible no identificarse, incluso sin ser lector habitual de cómics, y es que Los bastonazos son un relato sobre las relaciones afectivas contemporáneas, sobre el miedo al compromiso, y a la soledad. El lenguaje es minimalista, los personajes están dibujados con una línea sencilla, amable, los encuadres a veces son increíblemente sencillos, otras veces son verdaderos planos cinematográficos, algunas páginas son diagramadas con limpieza, otras son abiertamente experimentales, pero lo que priva es la historia que se nos cuenta, por encima de la belleza del dibujo y la elegancia de las palabras. Lo que tenemos entre manos es una obra sofisticada, pero para nada frívola.
Bastonazos de ciego es una narración ecléctica, incómodamente grata, dolorosamente divertida, y, leída en libro, un placer exquisito.

Diegogue



Muchas, muchas gracias a todos, espero que ya se hayan acabado los ejemplares en Argentina, en Colombia quedan unos poquitos y los tengo yo. El que quiera, que avise.

viernes, 8 de octubre de 2010

bastonazos impresos






































Mis amigos de Loco Rabia y Burlesque, dos editoriales de comics argentinas decidieron publicar los Bastonazos. Sólo me queda darles las gracias por el voto de confianza y por supuesto esperar que ustedes puedan tenerlo en sus manos. Si Están en Argentina muy seguramente puedan conseguirlo sin mucho problema, en Colombia tal vez se consigan algunos ejemplares en un par de meses, y para el resto del mundo espero que algun editor caritativo esté leyando esto y sepa que la fanaticada aguarda pasmosa la edición en otras latitudes.

Además de los editores tengo que agradecer especialmete a Diegogué por escribir el prólogo y a Calvi por la reseña.

lunes, 26 de octubre de 2009

regalos





































Por lo pronto, para que no me olviden y agradecerles todos los comentarios recibidos, acá les dejo tres wallpapers con algunas de mis viñetas favoritas.

¡Saludos!

jueves, 22 de octubre de 2009

el fin













Se acabaron los bastonazos, dejar de hacerlos me duele, tengo que admitirlo. Es mi primer hijo o por lo menos el que mejor me ha salido, es lamentable acabarlos, pero también es necesario, hay muchas otras historias que contar que se han ido acumulando en mis libretas. Poco a poco espero desenmarañarlas y hacerlas realidad. Les agradezco mucho su compañía este par de años, no habría tenido el impulso de seguir, de no ser por sus comentarios. Voy a darme un pequeño descanso de un par de meses y seguiré publicando cómics (qué novedad, con la regularidad que venía publicando nadie va a notar la ausencia...). Sigan pendientes y vuelvan por acá que siempre serán bienvenidos.

Chau

pesadillas sin anestesia (3)